Buscar
  • Daniela Poch

HAZTE UN FAVOR: ALÍATE CON UN CREATIV@ ANTES DE PONERTE A ESCRIBIR


Escribir es una tarea que requiere clarividencia, lucidez, orden, consideración y paciencia.

En resumen, es una tarea compleja, no estoy desvelando nada que no se sepa. Y esta complejidad se da para cualquier tipo de escrito, por supuesto; no creo que existan diferencias entre los procesos mentales de un/a escritor/a, un/a publicista o un/a administrativo/a, todos tienen el mismo objetivo: comunicar y darse a entender.

Una manera de hacernos la vida más fácil es conocer técnicas y aplicar recursos universales que funcionan y hacen la vida más fácil. Hay muchas técnicas que nos ofrecen la narrativa y otras disciplinas ahora muy de moda como el storytelling y que son clave para construir textos eficientes y poderosos. Estas están al alcance de todo el mundo, es una información democratizada y felizmente compartida en mil millones de canales, medios y formatos. Sin ir más lejos, el mismo Linkedin ofrece video tutoriales sobre escritura creativa o storytelling. Es decir, todo el mundo tiene a su disposición muchísimo material útil para escribir.

Pero más allá de estas técnicas universales, existe en un universo paralelo un diccionario invisible de ingredientes que se forma gracias a las sensibilidades e ideas de expertos que pueden alimentar tu trabajo o tu proceso y que pueden cambiarlo todo.

Todo lo que podemos encontrar en este diccionario de ingredientes es fruto de los pensamientos que fluyen en las cabezas sensibles de los creativos de la escritura; no es una técnica universal, es un acercamiento personal al acto de crear algo.

Y cuando alguien quiere sentirse acompañado en su proceso de escritura, es muy valioso tener cerca a gente creativa, creativos de verdad que ven más allá de las técnicas establecidas, que las conocen y saben cómo usarlas pero también cómo desmontarlas para que tu escritura sea más auténtica.

Cuando uno es sensible al acto grandilocuente de la Creación es común empaparse de diversas disciplinas y ver numerosos posibles cruces entre ellas constantemente. Para mí, es fascinante imaginar cómo se podrían aprovechar las influencias de:

a) Una poesía visual para elaborar un documento financiero

b) La técnica de la narrativa secuencial del cómic para estructurar las bases del discurso de una reunión decisiva.

c) Las técnicas de la esquematización de información para distinguir la esencia de una disertación.

Homenajeando a Aladdín, este es mi mundo ideal, un mundo en el que una/a creativo/a de la escritura y una persona en apuros comunicacionales puedan decidir cómo escribir sin nadie que lo impida. Un mundo ideal donde comprender que juntos el mundo es un lugar para comunicar mejor. Volemos hacia un mundo con plena licencia para inventar nuevas lecciones, para ensamblar contextos dispares, para aliar las mentes impresionables de los/as creativos/as con las mentes pragmáticas de los contextos empresariales.

Volemos hacia la nueva revolución creativa. Y gritemos Oh Yeah.

3 vistas

hablemos y escuchémonos